La visión de la mente en la materia

 

Las obras de Isabel Alonso, Rafael Barrios y Pablo Armesto logran materializar el concepto de la mente en la escultura. Los materiales y la composición de sus obras ayudan a demostrar que hay más materia de lo que el simple ojo puede ver. A través de transparencias, luz, y volumen, estos artistas engañan a nuestra visión y vemos una ilusión, un fenómeno, algo distinto de lo que materialmente está frente a nosotros. Las piezas de estos artistas van más allá de una ilusión óptica, puesto que han utilizado los materiales de un modo tan particular que logran efectos distintos a los esperados por el observador.
Isabel Alonso Vega juega con la materialidad de lo intangible, sus piezas son una cuasi taxidermia de los pensamientos, los cuales son representados a través de nubes de humo que podrían solo existir en nuestra mente. Las piezas están conformadas por láminas bidimensionales que al unirse dan como resultado un efecto de profundidad y tridimensionalidad avivando esa oscura figura abstracta. La intensa materia de color negro, y algunas otras veces de color rojo, flota dentro de lo que parece una pecera de acrílico transparente.
Las esculturas de Rafael Barrios celebran el intricado territorio de la ilusión, las líneas en sus piezas evidencian una diferencia entre lo que el ojo ve y lo que la mente visualiza del objeto, respondiendo a los principios del Op-art. Sus piezas son relativamente planas con lados cóncavos y convexos, sin embargo, vemos objetos tridimensionales con claros volúmenes donde las figuras que se forman aparentan flotar unas sobre otras. Por su formación en las artes y la filosofía, Barrios tiene un claro foco teórico alrededor de la fenomenología y el existencialismo.
El lenguaje de Pablo Armesto es la luz, y lo aborda desde composiciones con neopreno, cristal, DMF, alambre, entre otros. La luz la consigue mediante sistemas de leds y fibra óptica que generan complejas composiciones y texturas. Parte del proceso del artista viene del concepto de la deconstrucción que remiten a figuras como Ludwig Wittgenstein y Carl Jung. Sus ‘hilos’ de luz forman figuras fractales que remiten al cosmos, a lo rizomático y a la memoria.
Estos tres artistas, a pesar de tener discursos, materiales y conceptos diferentes, logran sumergirnos en la abundante disciplina de la escultura, en donde la complejidad de la mente es uno de los ejes principales de su obra.

 

x