ES EN
MADRID CDMX
RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO. RIDE ON.<BR>COMISARIADA POR ALEXIS CALLADO.

Abdul Vas y Gorka Mohamed

Ride On.
Comisariada por Alexis Callado.

20/04/2017 - 27/05/2017

Abdul Vas, obras y biografía

Gorka Mohamed, obras y biografía

La galería Proyecto H Contemporáneo inaugura la exposición Ride On. La muestra comisariada por Alexis Callado Estefanía explora la obra reciente de los artistas Abdul Vas (Maracay, Venezuela, 1981) y Gorka Mohamed (Santander, España, 1978) a partir del contrapunteo visual y poético que surge de la puesta en escena de este diálogo pictórico, que incluye una obra conjunta, First Ride (2017), pintada específicamente para la exposición.

Su comisario, Alexis Callado, explica el sentido de la muestra en el texto para el catálogo:

“En esta propuesta se entrecruzan sus atenciones estéticas con la capacidad de mantener y desarrollar la tenacidad necesaria (evocada en el tema de AC/DC Blue Ride On de 1976) para adentrarse en obsesiones y dilemas visuales propios. Una persistencia inamovible que se traduce en artificios pictóricos que fijan su propio tiempo, ritmo y razón de ser, que cuestionan y desvelan nuestra época contemporánea, que logran profundizar con agudeza y espontaneidad en las tensiones de este mundo visual heredado (con sus implicaciones ontológicas) que nos satura y define.

Sus pinturas construyen presencias incambiables, hasta cierto punto impenetrables, pero esta impenetrabilidad no es el resultado de un misterio oculto ni de rebuscados idealismos sino que va hacia la imposibilidad misma del discurso y la representatividad, dejando la imagen dentro de ese espacio desplegado por la propia construcción de los artistas.

Su visión artística es un complejo proceso de fusión de elementos psíquicos, acompañado de resonancias psíquicas: sobre la imagen que se reconstruye en el espíritu, desde ahí crece una capa de recuerdos, ecos del movimiento de las emociones y las ideas, y junto a estos datos sensoriales cristaliza el contenido psíquico activo de la personalidad del pintor. Este proceso crece a su propio ritmo, y precisamente a través de esta constancia se manifiesta la reacción del pintor ante la temática que aborda.”